Archivo de la etiqueta: Tristeza

Y se entristecieron mucho

Dios no quiere que estemos tristes. Nuestro Señor quiere que vivamos en plenitud. Él desea nuestra felicidad. ¿Por qué a veces no nos sentimos así como Dios quiere?

La realidad es que vivimos en el mundo pero no podemos ser del mundo. Es decir, cumplimos con todas las leyes, normas y exigencias de la tierra pero sabemos muy bien que nuestra felicidad verdadera consiste en hacer la voluntad de Dios, aún cuando ésta suponga renunciar a algo que queremos o nos gusta.

No estemos triste. Podamos nuestra confianza en el Señor y el nunca nos defraudará. ¡Ánimo!

Leer:

Texto del Evangelio (Mt 17,22-27): En aquel tiempo, yendo un día juntos por Galilea, Jesús dijo a sus discípulos: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; le matarán, y al tercer día resucitará». Y se entristecieron mucho.

Cuando entraron en Cafarnaúm, se acercaron a Pedro los que cobraban el didracma y le dijeron: «¿No paga vuestro Maestro el didracma?». Dice él: «Sí». Y cuando llegó a casa, se anticipó Jesús a decirle: «¿Qué te parece, Simón?; los reyes de la tierra, ¿de quién cobran tasas o tributo, de sus hijos o de los extraños?». Al contestar él: «De los extraños», Jesús le dijo: «Por tanto, libres están los hijos. Sin embargo, para que no les sirvamos de escándalo, vete al mar, echa el anzuelo, y el primer pez que salga, cógelo, ábrele la boca y encontrarás un estárter. Tómalo y dáselo por mí y por ti».

Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo

Ayer escuchaba el testimonio de alguien que sufría depresión. Contaba con claridad y sinceridad como su situación le llevaba a la tristeza y al pensar lo difícil que es aceptar la voluntad de Dios, sobre todo cuando se tata de la enfermedad de algún ser querido. La historia de vida muchas veces está matizada con sufrimientos y pruebas. ¿Cuál debe ser la actitud del Cristiano de frente a esta realidad?

En el cristianismo se nos anuncia una buena noticia. Se da el testimonio mas hermosos de todos. Se nos dice qué hay uno que tiene poder de sacarnos de la muerte y llevarnos a la vida. Llevarnos de la oscuridad a la luz, pasarnos de la tristeza a la alegría verdadera que solo se puede experimentar en el encuentro personal y profundo con el amor de Dios.

¿Estás triste? ¡Ánimo! ¡Alégrate! Son pruebas que permite Dios para tu santificación. ¡Él ama! ¡Nunca lo dudes!

Leer:

Texto del Evangelio (Jn 16,20-23a): En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará. Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo. También vosotros estáis tristes ahora, pero volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y vuestra alegría nadie os la podrá quitar. Aquel día no me preguntaréis nada».

Vuestra tristeza se convertirá en gozo

A veces amanecemos tristes y cansados de tantas cosas que nos son adversas y contrarias. La vida se nos hace pesada. Nos suceden acontecimientos que no aceptamos y entendemos. ¿Qué nos dice el Señor al respecto? “Vuestra tristeza se convertirá en gozo”.

¡Animo! Si estás triste o cansado el Señor te dice hoy que el volverá siempre a tu vida todos los días. Él se va a hacer presente hoy y siempre. Dios nos tiene preparado un futuro mejor.

El requisito para pasar de la tristeza a la alegría hoy es abrir tu corazón al Señor. ¡Ánimo! Él te ama.

Leer:

Texto del Evangelio (Jn 16,20-23a): En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará. Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo. También vosotros estáis tristes ahora, pero volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y vuestra alegría nadie os la podrá quitar. Aquel día no me preguntaréis nada».

Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo

La existencia humana se realiza en un amplio abanico de situaciones y estados de ánimo. Es prácticamente inevitable que en algunos momentos tengamos que experimentar tristeza y desanimo. Todos los días enfrentamos situaciones difíciles que nos hacen dudar de muchas cosas. Eso es normal y natural. ¿Cual es el anuncio que nos hace Dios?

La buena noticia es que nuestro Señor a decretado para nosotros la felicidad plena. Nuestro Dios es aquel que convierte la oscuridad en luz, la muerte en vida, la tristeza en gozo.

¿Tienes algún problema o situación? ¡Ánimo! No estás solo o sola. Dios está siempre contigo y te acompañará en todo momento.

Leer:

Texto del Evangelio (Jn 16,20-23a): En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará. Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo. También vosotros estáis tristes ahora, pero volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y vuestra alegría nadie os la podrá quitar. Aquel día no me preguntaréis nada».